Nuestra fortaleza es la confianza del pueblo

sonrisa-vietnamita

CLAUDIA FONSECA SOSA

Más de 25 años han transcurrido desde que en 1986 Vietnam emprendiera el proceso de transformaciones socioeconómicas conocido como Doi Moi o Renovación, cuya esencia dialéctica consiste en dictar políticas que respondan a las demandas de cada contexto histórico. Desde entonces, la nación indochina ha obtenido resultados impresionantes que la aproximan al país “diez veces más bello” añorado por Ho Chi Minh, y que le permiten trazarse ambiciosos planes de desarrollo.

Thuan Huu, director del órgano oficial del PCV, Nhan Dam.

Al respecto, Granma conversó con Thuan Huu, miembro del Comité Central del Partido Comunista (PCV) y de la Asamblea Nacional de Vietnam, durante su reciente visita a Cuba al frente de una delegación del periódico Nhan Dam.

En el contexto de la crisis económica internacional, ¿cómo avanza el proceso de Renovación vietnamita?

Gracias al Doi Moi hemos logrado edificar una economía bastante sólida y mejorar la vida del pueblo. Pasamos de ser una nación pobre a una de ingreso promedio, y nos convertimos en uno de los pocos estados en todo el mundo con posibilidades reales de cumplir con los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

Ahora la economía vietnamita está abierta al exterior, por lo que la crisis nos ha afectado sobre todo en el ámbito del comercio y las exportaciones. Por tanto, debemos lograr una mayor estabilidad macroeconómica, reducir la inflación y elevar la competitividad.

Hace poco tiempo iniciamos una reestructuración en las empresas estatales —para reducir las pérdidas—, así como en el mercado monetario y financiero, y en las inversiones públicas.

Aun cuando tenemos importantes desafíos que vencer, nos trazamos el objetivo de construir un país básicamente industrializado para el 2020, y hacia ese empeño están volcadas todas las fuerzas del Partido, el Estado y el Gobierno desde la celebración del XI Congreso Nacional en el 2011.

¿Cuáles son en este momento los principales retos de Vietnam en el ámbito social?

Por ejemplo, debemos enfrentar el fenómeno de la globalización cultural, que impone modos de vida ajenos a las tradiciones ancestrales del pueblo vietnamita y que tampoco se avienen a nuestro sistema socialista, como es el caso del consumismo y el egoísmo ante los problemas del otro. El Partido debe luchar contra esta tendencia en los jóvenes, que en definitiva es una forma de dominación extranjera, que atenta contra los valores y la identidad nacional y que trae acarreadas otras indisciplinas sociales.

Debemos realizar, asimismo, una reforma profunda en la educación, crear nuevos empleos y esforzarnos aún más en disminuir las diferencias entre las montañas y las ciudades. Porque si bien logramos reducir la pobreza, ahora el reto está en elevar el nivel de vida de la población en general.

Como presidente de la Asociación de Periodistas de Vietnam y director del órgano oficial del PCV, ¿qué papel cree que juega la prensa en la lucha contra el burocratismo, la corrupción y la degeneración de valores, que tal como mencionó el Secretario General, Nguyen Phu Trong, en su reciente visita a Cuba, “constituyen los peligros fundamentales para un Partido gobernante”?

En Vietnam existen más de 19 mil periodistas, que trabajan en más de 700 organizaciones de prensa, y un 35 % de la población tiene conexión a Internet en sus hogares. Por lo tanto, los medios de comunicación se convierten en una fuerza bien importante para el Partido en la lucha contra esos males y en la preservación de los valores patrios.

El PCV estimula a nuestros periodistas para que descubran y critiquen los hechos negativos en la sociedad. De hecho, en los últimos años la prensa ha desenmascarado varios casos de corrupción, por lo que puede afirmarse que el sector está contribuyendo activamente en la construcción de una sociedad cada vez más justa.

En el XI Congreso Nacional del PCV, celebrado en el 2011, se hizo un llamado a aplicar constantemente la crítica y la autocrítica en el proceso de transformaciones que realiza Vietnam en el camino hacia un socialismo con características propias. ¿Qué importancia le atribuye a este particular?

Una de las características de nuestro Partido es que estamos dispuestos a reconocer los errores que cometemos. Por eso el ejercicio de la crítica y la autocrítica tienen que ser cotidiano. Tras el VI Pleno del Comité Central, realizado en octubre último, se puso en práctica una resolución titulada Problemas urgentes que deberíamos resolver, que establece límites para el trabajo de los cuadros y militantes del PCV, y determina claramente las relaciones de los dirigentes con los subordinados de su nivel.

El documento insta a aplicar la crítica y la autocrítica desde el nivel central hasta la base. Porque lo que nunca podemos perder es la confianza del pueblo en sus dirigentes. Ahora nos enfrentamos a cambios internos en la vida del PCV, pero lo que buscamos es que este mejore su capacidad de acción. El Partido tiene que funcionar bien.

Ante los desafíos que impone el mundo actual, en creciente incertidumbre financiera, climática, alimentaria y en el que las grandes potencias quieren imponer su concepto de “democracia” sin respetar el derecho soberano de cada Estado a decidir su destino, los partidos nacionales tienen que ser guías y mantener unidos a sus pueblos. Solo unidos podremos resistir las injusticias del sistema mundial imperante.

¿Qué impresiones se lleva de su estancia en Cuba?

Es la primera vez que visito Cuba y me voy emocionado. Durante mi estancia aquí recorrí varios proyectos socioeconómicos y me reuní con algunos dirigentes del Partido y del Gobierno. Pude apreciar que pese a las dificultades que el país enfrenta, ha logrado mantener las conquistas de la Revolución. También considero que avanza con buen ritmo la implementación de los lineamientos aprobados en el VI Congreso del PCC.

Los vínculos bipartidistas siempre han sido muy estrechos, como quedó demostrado en la visita a La Habana de nuestro Secretario General del PCV, en abril pasado. Nuestra responsabilidad ahora es cultivar y heredar ese sentimiento de amistad a las nuevas generaciones.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Vietnam y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s