Turbulencia en aguas al sur de China

fabrica

Edificios en llamas, ventanas y puertas rotas, miles de personas protestando en forma violenta, cientos de detenidos. No es una imagen habitual en la República Socialista de Vietnam.

Lo que ocurrió en la noche del martes, cuando manifestantes en un complejo industrial en el sur del país incendiaron y atacaron fábricas, “no tiene precedentes”, según Hoang Nguyen, del Servicio Vietnamita de la BBC.

Hoang explicó que aunque en el pasado en esa zona industrial se registraron pequeñas protestas y huelgas por condiciones salariales y laborales, es la primera vez que se registran manifestaciones violentas.

“Las protestas parecen haber estado dirigidas contra compañías que tenían caracteres chinos en sus logotipos o carteles”, dijo un empleado, que no quiso dar su nombre. Sin embargo, también fueron atacadas plantas propiedad de compañías de Singapur y Japón.

¿Por qué ocurrió esto?
Los disturbios se produjeron luego de que la pasada semana Vietnam acusara a barcos chinos de embestir y disparar con cañones de agua contra sus barcos, dañar algunos de ellos y herir a varios de sus tripulantes.

China colocó a principios de mayo una plataforma petrolífera en aguas cercanas a las islas Paracelso. El archipiélago está bajo administración china, pero Vietnam dice que le pertenece y envió rápidamente barcos a la zona.

Taiwán también reclama las Paracelso, que albergan importantes recursos pesqueros y potenciales reservas de gas y petróleo.
Según los expertos, China dio este paso para reafirmar sus reclamaciones de soberanía.

El domingo, manifestantes en Hanoi y otras ciudades de Vietnam protagonizaron algunas de las protestas más multitudinarias contra China, en demanda de que el gigante asiático retire la plataforma petrolífera en las aguas en disputa en el Mar del Sur.

mapa china vietnam

Cuestión de músculos
Analistas afirman que las muestras de confianza de China en sí misma van al alza en la misma medida en que aumenta su poderío económico y militar.

El incidente en las Paracelso se suma al establecimiento por parte de Beijing, en noviembre pasado, de una “zona de identificación de defensa aérea” (ADIZ, en sus siglas en inglés) sobre las islas llamadas Diaoyu por Beijing y Senkaku por Tokio, en el mar de China Oriental. El gigante asiático también exige que todo avión que pase por el área comunique sus planes de vuelo a las autoridades chinas.

Estados Unidos y Japón se negaron a reconocer la zona y cumplir las demandas. Y sistemáticamente han enviado aviones militares sobre el archipiélago.

La complejidad de la situación en los mares de Asia se puso claramente de manifiesto en la cumbre de Asean (siglas en inglés de Asociación de Naciones del Sureste Asiático), celebrada el fin de semana pasado en Naypyidaw, capital de Myamnar.

Las diferentes opiniones sobre cómo abordar las disputas territoriales con China pusieron a prueba la unidad de los 10 países que forman el grupo (Brunei, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Myanmar, Singapur, Tailandia y Vietnam).

Mientras Filipinas y Vietnam pidieron una declaración dura contra China, otros gobiernos no están dispuestos a poner en peligro sus relaciones económicas y políticas con la potencia regional.
Al final, la cumbre se cerró con un comunicado en el que los ministros de Exteriores mostraron su “seria preocupación” por la “creciente tensión en el área” y pidieron contención a todos los implicados, pero no mencionaron de forma directa a China.

El secretario general de Asean, el vietnamita Le Luong Mihn, recordó la necesidad de acordar un código de conducta sobre los conflictos marítimos en la región, y dijo que, a pesar de tres años de rondas de conversaciones, estas no habían logrado centrarse aún en temas de peso.

China insiste que sus diferencias con otros países son asuntos bilaterales, no de Asean.

También argumenta que no ha hecho nada malo con el traslado de la plataforma petrolífera y que actuó con “gran moderación” frente a las “intensas provocaciones” de Vietnam, que, según dijo, pusieron en peligro a su personal y sus propiedades.

El gigante asiático insistió en que continuará los trabajos de perforación mientras el área esté libre de tifones en mayo, junio y julio.

Los dos países han intentado dejar atrás los recuerdos de la breve guerra fronteriza que lucharon en 1979. Actualmente, mantienen un intercambio comercial que supera los 50.000 millones de dólares.

Factor EE.UU.
El movimiento de China en las Paracelso se ha producido poco después de la gira asiática del presidente estadounidense, Barack Obama, en abril, en la que reafirmó los compromisos de defensa con Japón, Corea del Sur y Filipinas, y estrechó las relaciones con Malasia para contrarrestar el ascendente poderío chino en la zona.

Estados Unidos también ha criticado el traslado de la plataforma petrolífera. El secretario de Defensa, John Kerry, aseguró el martes en una conversación telefónica con el ministro de Exteriores chino, Wang Yi, que el envío de la plataforma y numerosos barcos chinos a las Paracel era “provocador”, según dijo el Departamento de Defensa de la nación norteamericana.

Por otra parte, Washington está intentando atraer a Vietnam como nuevo aliado en la región mediante comercio e incentivos militares para disminuir su dependencia de China.

Beijing, que reclama la mayor parte del mar del Sur de China —una importante zona de transporte marítimo—, ha acusado al gobierno de Obama de fomentar las provocaciones de sus rivales en el área.

(Con información de BBC Mundo, El País y agencias)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en China, Japón, Vietnam y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Turbulencia en aguas al sur de China

  1. Raul Gonzalez dijo:

    seria muy dificil y triste para Cuba, volver a ver un “encontronazo” entre China y Viernam, lo mas sabio sera abstenerse de cualquiera opinion, solo llamar a la moderacion, a las conversaciones, y bien podria ser un mediador entre ambos paises.

    Me gusta

  2. TD Nguyen dijo:

    Con gratitude eternal hacia el heroico y hermano pueblo de Cuba por su apoyo en la lucha por la soberanía de Vietnam quería yo, un fidel lector de Granma, aclarar que:
    – China es un firmante de los acuerdos de Ginebra sobre el cese del fuego en Indochina en 1954. Los acuerdos estipulan que el teritorio vietnamita bajo el paralelo 17 (incluyendo ahí el archipiélago Paracelso) pertenece a la República de Vietnam (del Sur). Después del crisis mundial de petróleo en los primeros aῆos de setentas y conociende la potencia de reservas del petroleo en la region, China invadió y occupó hasta ahora el archipielago y Vietnam reclama siempre su soberania sobre estas islas.
    – Granma dice que: “China colocó a principios de mayo una plataforma petrolífera en aguas cercanas a las islas Paracelso, bajo la administration de China”. No Seῆor, China colocó su plataforma en EEZ (especial economic zone) de Vietnam es decir en el teritorio de Vietnam.
    – Si Cuba, por razón cualquiera, no quiere inmiscuirse en el dispute Chino-Vietnamita y quiere ser neutra Entonces, por favor, Seῆor Editor, que haga saber a los lectores Cubanos por lo menos la verdad.
    Mejores Sentimientos

    Me gusta

  3. Francisco Porto dijo:

    En mi comentario te decía que teniendo en cuenta los antecedentes historicos, no es muy cierto que el gobierno de Cuba no se haya inmiscuido en los asuntos internos de otros estados. Por favor, creo que no es necesario hacer un recuento, a menos que me pidas que amplie mis respuesta. Gracias

    Me gusta

    • Me parece que el historial no lo tiene 100 % limpio nadie, pero si hay un país que se inmiscuye en los asuntos internos de otros países ese es EEUU. Por favor, no niegues esto. Con su espíritu de “salvador” del mundo se pasa la vida metiendo las narices donde nadie lo llama.

      Me gusta

  4. Francisco Porto dijo:

    Evidentemente no me hablas del pasado (voy a ser cauteloso) y no incluyes “algunos países” del presente cuando hablas de “no inmiscuirnos en los asuntos internos”

    Me gusta

  5. Francisco Porto dijo:

    Creo que ya se ve lo que tanto se ha alertado sobre China. ¿No debemos ser solidarios con el hermano pueblo vietnamita?

    Me gusta

    • Los cubanos sí somos solidarios con el pueblo vietnamita, lo hemos demostrado a lo largo de la historia. No obstante, cuestiones como estas van más allá de la incumbencia de Cuba. Por costumbre, no nos inmiscuimos en asuntos internos de otros países. Al menos eso creo yo, como cubana de a pie. Saludos. PD: El tiempo de aprobación de un comentario depende de cuán apretada esté mi agenda, no me dedico solo a esto.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s