Pacifismo japonés, ¿el fin de una era?

china japon

Claudia Fonseca Sosa

En agosto de 1945 terminó la Segunda Guerra Mundial. Para la humanidad concluía una etapa de barbarie, que les costó la vida a decenas de millones de personas en todo el planeta.

El imperio japonés, que ya había sufrido entonces el impacto mortal de las bombas nucleares norteamericanas en Hiroshima y Nagasaki, firmaba la declaración de Potsdam que establecía los términos de su rendición definitiva ante los representantes de la antigua Unión Soviética, Reino Unido y Estados Unidos. Poco tiempo después, la nación asiática renunciaba “para siempre” a la guerra como derecho soberano.

La Constitución japonesa, aprobada en 1947 y vigente hasta la actualidad, prohibía al Estado realizar actos bélicos e involucrarse en disputas internacionales mediante el uso de la fuerza.

La traducción oficial al español dice: ARTÍCULO 9. Aspirando sinceramente a una paz internacional basada en la justicia y el orden, el pueblo japonés renuncia para siempre a la guerra como derecho soberano de la nación y a la amenaza o al uso de la fuerza como medio de solución en disputas internacionales. Con el objeto de llevar a cabo el deseo expresado en el párrafo precedente, no se mantendrán en lo sucesivo fuerzas de tierra, mar o aire como tampoco otro potencial bélico. El derecho de beligerancia del Estado no será reconocido.

Desde entonces, Japón se define a sí mismo como un Estado pacífico.

Durante décadas esta cláusula legal ha sido defendida por gobernantes del país del Sol Naciente; sin embargo, otros han sugerido la necesidad de su reforma total o parcial alegando que el contexto internacional ha variado mucho desde 1945 a la actualidad.

En el segundo grupo se encuentra el actual primer ministro, Shinzo Abe, quien en más de una ocasión se ha pronunciado porque se cambie el estatus que no le permite a una de las principales potencias tecnológicas del mundo colaborar abiertamente con otros países en materia de defensa, ni participar en el lucrativo negocio de la guerra.

Abe considera que el contexto internacional ha cambiado radicalmente desde entonces y que el país debe modificar esta situación para poder asumir una mayor responsabilidad en su propia defensa y contribuir más a las misiones internacionales de paz y cooperación militar.

También ha hecho un llamamiento para revisar los límites legales sobre la capacidad que tiene el Ejército –en realidad, llamado Fuerzas de Autodefensa de Japón (JSDF, en sus siglas en inglés)- para luchar en el extranjero, y poner en marcha un cambio fundamental de la política de seguridad japonesa, durante décadas constreñida por su Constitución pacifista.

Abe, que llegó a la jefatura de Gobierno en diciembre de 2012 al frente del Partido Demócrata Liberal (PDL), quiere un Ejército más fuerte que le permita afrontar el nuevo escenario geopolítico, y, en particular, el conflicto territorial marítimo con China y la continua amenaza nuclear de Corea del Norte.

El primer ministro ha recibido formalmente este jueves el informe de un panel de expertos nombrados por el Gobierno, que urge a reinterpretar la carta magna para permitir el uso de la fuerza militar en defensa de otros países.

“Debemos estudiar si la interpretación actual de la Constitución es suficiente para proteger a la gente y sus vidas pacíficas”, ha dicho en una conferencia de prensa televisada.

“No podemos proteger nuestras vidas pacíficas simplemente repitiendo que somos un país pacífico. Nuestras vidas pacíficas pueden tener que hacer frente de repente a una crisis. ¿Puede alguien decir que esto no ocurrirá?”, ha asegurado, informa Reuters.

En un gesto destinado a aquellos votantes que temen que Tokio regrese al militarismo y a los países asiáticos que sufrieron el imperialismo japonés, ha insistido que Japón nunca volverá a ser “un país que hace la guerra”.

Según sondeos recientes, un 55 % de los japoneses no ve con simpatía esta intención, pero el otro tanto restante está convencido de que la Carta Magna dictada por el jefe de las fuerzas de ocupación norteamericanas, el general Douglas Mac-Arthur, en la época de la posguerra, más tarde o más temprano debe ser modificada. El debate a lo interno del país es un hervidero.

Po otra parte, Japón es uno de los países donde más militares norteamericanos hay de todo el Pacífico.

Al respecto, el politólogo cubano Carlos Alzugaray Treto, comentó que una eventual vuelta al militarismo afectaría la imagen japonesa en Asia y en otras partes del mundo. “No creo que las heridas causadas por la ocupación japonesa en algunos países de la región, especialmente en China, Corea, Indonesia, Australia, el sudeste asiático, estén todavía restañadas”.

Sin embargo, agrega, “las fuerzas pacifistas en Japón todavía siguen teniendo mucha influencia”.

Para Estados Unidos, la Constitución de 1947 nunca ha sido un impedimento para hacer de Japón un socio confiable, más ahora en su política de pivote hacia Asia (o contención a China).

“La renuncia jurídica al pacifismo japonés sería uno de los factores claves susceptibles de afectar la situación en la región, que conserva reminiscencias del dominio imperial japonés. Estados Unidos no se ha pronunciado al respecto, por lo tanto, no le molesta”, opina el académico ruso Alexander Gorbenko.

China, por su parte, mira con recelo las intenciones de Abe y el ala derecha del Gobierno. Un editorial del Diario del Pueblo, órgano oficial del gobernante Partido Comunista, recuerda los términos del acuerdo de Postdam: “(… ) deben ser eliminadas para siempre la autoridad e influencia de aquellos que han engañado y confundido al pueblo de Japón para emprender la conquista del mundo, porque nosotros insistimos en que un nuevo orden de paz, seguridad y justicia será imposible hasta que el militarismo irresponsable sea eliminado del mundo”.

“Japón debe descartar su ilusión de recuperar la hegemonía regional, basado en una correcta evaluación de la situación en el mundo moderno”, añade el texto.

Si bien los analistas coinciden en que las intenciones de Abe no son revanchistas ni hegemónicas, estas podrían significar un cambio en el orden internacional. Vale la pena seguir el desarrollo de los acontecimientos en Japón.

Sugiero también: “La renuncia de Japón al pacifismo es una amenaza en el Pacífico” Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/110044-renuncia-japon-pacifismo-amenaza-pacifico “Tensión en Asia Oriental” http://actualidad.rt.com/themes/view/54005-tension-china-japon

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Japón, Sin categoría y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Pacifismo japonés, ¿el fin de una era?

  1. Святослав Русский, RUSSIA dijo:

    Japanese vassal USA. Япония вассал и холуй США, она и шага без Штатов ступить не может. А Северная Корея (DPRK) and Китай (China) – это НЕЗАВИСИМЫЕ и СУВЕРЕННЫЕ (от США) государства, которые поступают так, как считают нужным : прежде всего исходя и учитывая свои национальные и государственные интересы. Там же где стоят американские военные базы о независимости можно забыть. Я сам Русский (из России). I am Russian from Russia.

    Me gusta

  2. MAKIKO MIYAMOTO dijo:

    . Las bases militares estadounidenses más peligrosas del mundo.

    Japón es una isla pequeña como Cuba.

    Después de terminada la Segunda Guerra Mundial, se instalaron 2,824 bases militares estadounidense en nuestro país como si fuera una colonia.

    Y todavia hay más de 1,300 bases.
    Por qué ?
    Para qué?

    Además, el gobierno de EEUU. quiere construir nuevas bases más grandes.

    Nosotros, el pueblo japonés, no somos siervos de EEUU.

    Y no podemos dejar de resistir el intento de instalar nuevas bases.

    Defenderemos el Artículo 9 de la Constitución de Japón y no participaremos en las guerras estadounidenses.

    El artículo 9 de la Constitución japonesa estipula la “ Renuncia a la Guerra” basado en la reflexión sobre las guerras pasadas y promete no volver a cometer otra tragedia como esa.
    Este artículo 9 es un tesoro y orgullo de nosotros, el pueblo japonés.

    Sin embargo, el primer ministro Abe piensa que este artículo es muy incómodo para cuando EEUU. pida la participación japonesa en una guerra estadounidense.

    Nosotros, el pueblo japonés, debemos defender el artículo 9 de la Constitución de japón y estrechar más las relaciones de confianza con Corea del Sur, China y otros países vecinos, para defender la paz y la seguridad del mundo.

    Me gusta

  3. Raul Gonzalez dijo:

    Japon pudiera ser hoy, la tercera potencia nuclear, con un armamento de ultima tecnologia que pondria a pensar a cualquiera antes de insinuarle la mas minima amenaza, que ha pasado, que un pequeño pais como Corea del Norte esta en condiciones de desaparecerlo y borrarlo de la faz de la tierra en minutos, y ahora lo mas que pueden hacer es pedirle a USA que lo proteja con sus escudos anti-misiles, algo asi como salir para la calle con uan sombrilla en medio de un huracan.

    Me gusta

  4. Francisco Porto dijo:

    El tema es interesante, pera la fuente (RT) es demasiado parcializada. Gracias

    Me gusta

  5. Raul Gomez dijo:

    Hay una realidad, Japón ha quedado al alcance de un simple disparo de Corea del Norte, que no necesita de ningun vector de largo ni de mediano alcance, Corea se ve amenazada por el imperialismo yanqui y sus titeres en Corea del Sur y tiene el derecho de tomar medidas para su defensa, y de hecho lo hace, y comienza el circulo vicioso de que los japoneses tambien tienen que tomas sus medidas para defenderse de un pais con el cual no tienen las mejores relaciones y puede sentirse amenazado.

    Me gusta

  6. Pedro Ortiz dijo:

    Los tiempos han cambiado en el mundo y en Asia especificamente tambien . Hoy en dia el cada vez mas creciente poderio militar chino se ha convertido en una amenaza seria para todos sus vecinos. El revisionismo y la reclamacion de territorios han vuelto de nuevo aparecer en la politica exterior china. No solo amenaza a japon sino a su vecino del sur Viet Nam ( recuerden la guerra de 1979 contra ese hermano pueblo que costo miles de vidas. No fortalecer la defensa seria un error historico para el pueblo japones. Recuerden todos los conflictos fronterisos de china tambien con la antigua URSS en la decada de los sesenta. Claro que el estado sovietico si tenia como defenderse. Favor de publicar el comentario.

    Me gusta

  7. William dijo:

    No creo que Japon esta renunciando al pacifismo lo que pasa es que la situacion real que se esta viviendo alrededor de Japon llama al gobierno a pensar en la hostilidad constante de Corea del Norte lanzando misiles capaces de cargar ojivas nucleares como ellos mismo han dicho y no solo una vez por equivocacion , por lo que Japon tiene el derecho ha sentirse preocupado por su seguridad.El caso China es otro tanto, Japon no ha extendido el tamano de sus supuestas aguas territoriales ni le ha dicho a China que no debe volar aviones ni navegar barcos de su bandera cerca de determinada region, es China la que lo esta haciendo y no solo con Japon , otros paises de la zona se estan sintiendo en peligro (Vietnam, Filipinas y otros )de la constante amenaza china que se deriva de su constante armamentismo por lo tanto Japon no debe contar con la asistencia de otros paises para su defensa, ya lo dijo Abe Japon debe y puede defenderse sola….

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s