De piratas y crimen organizado en África

pirata ap

Claudia Fonseca Sosa

La Organización Marítima Internacional (OMI) señaló en enero del 2014 que la piratería en el mar alcanzó su nivel más bajo en seis años, en especial por la sensible reducción de casos en Somalia.

Dicha entidad informó que en el 2013 se reportaron 264 ataques a embarcaciones de diversas nacionalidades, incluyendo 15 casos cerca de las costas del país africano. Estas cifras globales muestran una reducción en un 40 % respecto al 2011, cuando solo en Somalia se presentaron 240 casos.

La organización también anotó en su informe que la reducción en las cifras se debe al incremento del patrullaje naval y la mejora en la seguridad de las embarcaciones comerciales.

Todo parece indicar que el mundo de los piratas pudiera estar finalizando; pero eso no es más que un espejismo.

TAN ANTIGUA COMO LA NAVEGACIÓN
La piratería es una práctica de saqueo organizado o bandolerismo marítimo, probablemente tan antigua como la navegación misma.

La situación más común es que una embarcación ataca a otra en aguas internacionales o en lugares no sometidos a la jurisdicción de ningún Estado, con el propósito de robar su carga, exigir rescate por los pasajeros, convertirlos en esclavos e incluso apoderarse de la nave. Así funcionaban los bucaneros del Caribe en la época de la colonia y así funcionan ahora los que operan en las aguas que bañan el Cuerno africano.

De acuerdo con la OMI, la Interpol y la ONU, la piratería se extiende hoy por las principales rutas de navegación y sigue siendo una seria amenaza para el transporte marítimo de mercancías, así como para la pesca, el turismo y otras actividades económicas en los mares.

Desde el 2005 hasta el pasado año, se había constatado un incremento significativo del número de ataques piratas contra embarcaciones, en particular en el Océano Índico, el Golfo de Guinea y el Golfo de Adén. Ahora las riberas de África occidental parecen ser las más vulnerables.

Pero, ¿qué se esconde tras estas prácticas? ¿a dónde va a parar el dinero saqueado por los piratas en las distintas embarcaciones?

Somalia_Piratas

NEGOCIO TURBIO
En el imaginario popular, los piratas son somalíes muy pobres que, en medio de una guerra civil interminable y la desintegración fáctica del Estado, tomaron las armas y se lanzaron al mar para alimentar de alguna manera a sus familias.

De hecho, los ciudadanos somalíes no tienen muchas opciones para elegir qué hacer con su vida. Pueden participar en la guerra del lado de uno de los clanes nacionales, arriesgar sus vidas en escuálidas embarcaciones para cortarle el paso a enormes barcos cargados de mercancías para los ya satisfechos ciudadanos del opulento Occidente, o morir poco a poco de hambre en un país marcado por las constantes sequías, la inseguridad y la corrupción. Es una triste realidad de este siglo XXI.

Sin embargo, los piratas actuales no solo provienen de Somalia. Las jugosas ganancias de estas prácticas van más allá de sus fronteras.

Un reciente informe divulgado por el Banco Mundial, la ONU y la Interpol revela que, actualmente, la piratería es un negocio bien organizado.
Para el analista ruso Serguéi Duz, en su artículo ¿Quiénes se enriquecen con la piratería en el golfo de Adén?, esta afirmación es avalada por hechos bien establecidos del tránsito internacional del dinero del rescate por barcos, cargas y miembros de tripulaciones secuestrados por los piratas, así como del tránsito de algunas categorías de bienes que desaparecen de los navíos.

“Propiamente, el informe confirma que es un profundo error buscar la causa de la piratería solo en los factores sociales y en los problemas internos de Somalia (…) El dinero del rescate de barcos, cargas y rehenes en las operaciones de piratería lo recibe siempre una tercera persona, no residente. Estos sujetos viven en Occidente y son empresarios respetables. Luego, una cierta parte del dinero la reciben los piratas mismos. Pero, se desconoce cuál y si les llega en general”, añade.

Duz asegura que incluso no podría descartarse que a los piratas les paguen de otros fondos, mientras que el dinero obtenido de los rescates tiene objetivos y destinatarios muy distintos. “En otras palabras, podría sospecharse de que se trata de uno de los esquemas del financiamiento del terrorismo internacional”, sostiene.

Cálculos del Banco Mundial estiman que la piratería causa a la economía internacional pérdidas por 18 mil millones de dólares al año, con costos comerciales que aumentan continuamente.

Los piratas que operan en las costas del Cuerno de África han amasado, en los últimos siete años, una fortuna de 400 millones de dólares. La mayor parte de este dinero se utilizó para financiar otras actividades delictivas, como el abastecimiento de milicias, el tráfico de armas y el de personas, aunque también se invirtió en negocios legales para poder blanquearlo.

El estudio del Banco Mundial, la ONU y la Interpol indica que los principales beneficiarios de este negocio son los llamados “piratas financieros”, que obtienen entre el 30 % y el 50 % de los rescates. Los “soldados de a pie”, es decir, los piratas que llevan a cabo el asalto de los buques, se quedan con una cantidad que equivale a un 0,1% de los ingresos.

Según el especialista financiero coautor del estudio, Stuart Yikona, la piratería, además de representar una amenaza para la seguridad, “tiene el poder suficiente para corromper la economía, a nivel regional e internacional”.

Para Yikona, esta práctica requiere una respuesta coordinada de las autoridades financieras del mundo que interrumpa el flujo de dinero ilícito que produce esta actividad.

De acuerdo con el jefe de la sección contra la delincuencia organizada de la ONU, Tofik Murshudlu, la comunidad internacional está ganando la batalla a los piratas en el mar, “pero debe tener cuidado de no perderla con los capos” que los mandan y manejan el dinero desde tierra.

“Estos grupos criminales y sus activos continuarán siendo una amenaza para la estabilidad y la seguridad de la región del Cuerno de África a menos que se implementen soluciones estructurales a largo plazo para impedir su libertad de movimiento”, advierte.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en África y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a De piratas y crimen organizado en África

  1. Pingback: De piratas y crimen organizado en África...

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s