La masacre que nunca debió ocurrir

Nagasaki 1

Claudia Fonseca Sosa

El 9 de agosto de 1945, a solo 72 horas de la masacre de Hiroshima, Estados Unidos volvió a lanzar sobre Japón una bomba nuclear.

El entonces presidente estadounidense, Harry Truman, había anunciado a la nación asiática que si no acataban los términos de la Declaración de Potsdam y se rendían, EE.UU. tomaría medidas radicales: “Si no aceptan nuestros términos, pueden esperar una lluvia de ruina desde el aire, algo nunca visto hasta ahora sobre esta tierra”.

Y Truman cumplió su promesa. A las 11:02 (hora local) un destello cegador anunciaba a los habitantes de Nagasaki que habían sido elegidos como campo de prueba para el que en 1945 era el último invento de la tecnología belicista.

Lanzada desde un bombardero estadounidense B-29, la bomba de plutonio apodada “Fat Man” (Hombre gordo, en su traducción al español) estalló a unos 500 metros de altura sobre esa infortunada ciudad, provocando la muerte inmediata de unas 40 mil personas, cifra que se duplicó en unos pocos meses a causa de los efectos de la radiación, las heridas incurables y las nuevas enfermedades.
´

Fue la culminación del ultrasecreto y millonario Proyecto Manhattan, cuyo objetivo era el desarrollo de la bomba atómica antes que la Alemania nazi.

Nada justificaba el empleo de un arma de tales características en Nagasaki, habiendo comprobado por vez primera la realidad de sus efectos en Hiroshima, donde ya habían muerto 140 mil personas por la explosión de la bomba denominada “Little Boy” (Niño pequeño).

nagasaki 3

Según la historiografía, “Fat Man” estaba destinada a destruir la ciudad de Kokura, cuyos habitantes no pudieron valorar ese día la enorme suerte que tuvieron.

El B-29 portador del cataclismo atómico voló esa mañana sobre Kokura durante largos minutos, sin que sus tripulantes lograran ver el objetivo sobre el que debían descargar el arma, por inclemencias del clima. Entonces el comandante decidió dirigirse al objetivo alternativo: Nagasaki.

Con la explosión, que generó una temperatura estimada de 3 900 grados Celsius y vientos de 1 005 km/h, la mitad de la ciudad —que albergaba uno de los puertos más grandes en la parte sur de Japón, de gran importancia durante la guerra por su actividad industrial— quedó arrasada en unos instantes.

“Aquel rayo cayó y quemó todo de forma instantánea. No quedaron ni los cadáveres de mis padres… No entendíamos qué había sucedido, porque nadie conocía lo que era una bomba atómica”, cuenta Shoji Mukai, quien en el momento de la explosión solo tenía 17 años de edad.

Un día como hoy, hace ya 69 años, EE.UU. cometió un crimen contra la humanidad.

Las vidas segadas por el ensayo estadounidense no fueron suficientes para detener la carrera atómica en la que se ha sumido la humanidad. Desde entonces no solo han aumentado el número de países que poseen armas nucleares, sino que también crece el interés por desarrollar aún más estas mortíferas tecnologías.

Paradójicamente, la desaparición del mundo bipolar no acabó con el peligro de confrontación nuclear. No permitamos que Hiroshima y Nagasaki se vuelvan a repetir.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Japón y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a La masacre que nunca debió ocurrir

  1. chino dijo:

    la que nunca devio ocurrir fue la del trasbordador que undieron en el mar con mujeres i ninos

    Me gusta

  2. Efraín Pastor Nieves dijo:

    Interesante, Claudia Fonseca, el tema que comentas. La de la bomba atómica era una historia latente durante toda la II GM. Se sabía de los avances científicos que habían llegado al punto de hacerla totalmente viable, como opción extrema de armamento de destrucción masiva (Nihls Boor, Von Braun, etc.). Después de la guerra y de la barbarie de Hiroshima y Nagasaki en agosto de 1945 perpetrada por el Gobierno Truman de los Estados Unidos, la bomba nuclear fue un elemento disuasivo y amenazante de la “Guerra Fría” y del malévolo “espíritu de Fulton”, anunciado por el propio Churchil en fatídico discurso. Pienso que no era solo tema de la agenda de Postdam, como de manera distorsionada lo planteó Truman en la frase que citas, sino justamente de la violación por parte de Estados Unidos de los acuerdos conjuntos de los grandes aliados, conseguidos en las tres cumbres de Jefes de Estado de la URSS, Gran Bretaña y Estados Unidos en Yalta, Teherán y Postdam (inicialmente Stalin, Roosevelt y Churchil, después Stalin, Truman y Antony Eden), en los que se trató de las fronteras del mundo de postguerra (quien lo desee puede consultar las memorias de estas cumbres, que publicó de manera detallada sobre versiones estográficas Berezhnoy, el edecán de Stalin). Estados Unidos había faltado a los compromisos de abrir el II Frente oportunamente y el peso de la guerra recayó sobre los soviéticos que fueron quienes después de Stalingrado y el Arco de Kursk forzaron el Oder y atacaron y tomaron Berlín a finales de abril y remataron con la toma de Praga, último bastión del nazismo, el recordado 9 de mayo de 1945, al precio de más de 25 millones de víctimas, militares y civiles, entre ellos casi 3 millones de judíos soviéticos de los del Holocausto. Vasilievsky, Konyev, Zhukov y Rokossovsky, los cuatro mariscales de la URSS dirigieron esa gesta épica del Ejército Rojo. Fue eso, lo que provocó la ira norteamericana. Al no poder llegar primeros a Berlín desde el tardío desembarco en Normandía el “Día D” con Eisenhauer al frente, se empeñaronm en buscar llegar primero a Tokio y quedar como los grandes vencedores de la guerra. La URSS ya había expulsado, con ayuda de la Revolución de Mao, a los japoneses del continente asiático, incluso de Kamchatka y Sajalin, en Corea había estallado la revolución popular. La caída de Japón y su rendición era un asunto de horas. Y allí decidieron crear el hecho diferenciador que fue la innecesaria y macabra decisión de lanzar el “bebé” y el “gordo” con nombres tiernos propios de la mentalidad farandulera de los gringos. Por su parte, en cuanto a la bomba, estaba claro que la URSS también la había desarrollado en todos sus componentes de diseño y factibilidad, pero no estimaron la posibilidad de usarla como arma de destrucción, la energía nuclear siempre se la vió en la URSS como una alternativa energética, no armamentista: “El átomo para la Paz”, se leía en las consignas pegadas a los edificios.
    Pero, Kurchatov y su equipo de científicos y militares (el verdadero padre de la bomba soviética fue Kurchatov, no Sájarov que fue su ayudante y colaborardor hasta cuando emigró) ya la tenía y en una versión más desarrollada, como lo demostró en 1949 la URSS cuando probó la bomba de Helio, mucho más potente que la norteamericana, que era de hidrógeno. Lo demás es historia conocida: la Guerra Fría, la carrera armamentista, el chantaje nuclear; Los Estados Unidos y sus aliados europeos crean la OTAN en 1949 y la URSS en 1955 les responde con el Pacto de Varsovía, de carácter defensivo. Crean el FMI y los soviéticos el CAME. Compiten en el Cosmos. Etcétera. Esa historia es la misma de hoy: los Estados Unidos metiendo las narices en todas partes. En Palestina, como siempre apoyando al sionismo de Israel; en Irak, buscando cambiar la matriz energética mundial a su favor; en Ucrania, que no conocían y ni siquiera sabían que existía hace 15 años, tratando de debilitar a Rusia, en la que aún ven claves de la temida para ellos URSS. Siempre lo mismo: echándole fuego a los conflictos para sacar dinero de ellos. Bueno, son ideas sueltas, reflexiones sobre tan importante tema que has planteado con la excelencia de siempre. Claudia, Gracias por escribir.

    Me gusta

  3. Orlando dijo:

    Un ensayo monstruoso para aterrorizar a sus adversarios externos. El interno de más peso fue el propio presidente Franklin Delano Roosevelt, quien fue eliminado unos años antes y divulgada su muerte como consecuencia de su polio, según fuentes rusas. Además, lo que representó su relación con Stalin. Gracias Claudia, por tu acertado blog.

    Me gusta

  4. NELSON ESTEVEZ dijo:

    ESTO FUE UN ENSAYO PARA MOSTRARLE A LA UNIONSOVIETICA Y A LOS PUEBLOS DEL MUNDO LO QUE LES ESPERA SI NO SE SOMETIAN A LOS EEUU , PERO LOS SOVIETICOS.DESARROLLABAN SUS PROPIAS BOMBAS Y ESO DIO UN EQUILIBRIO LO QUE MATUVO AL MUNDO SIN GUERRA NUCLEAR ,POR AHORA

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s